31.5.15

186.

La mayoría de las imágenes que os enseño hoy las he tomado esta misma mañana y, aunque la intención de la sesión de fotos era mostraros con detalle la ensaladera que he hecho en colaboración con Caterina, mientras hacía la selección me he dado cuenta de varias cosas...

Por un lado, viendo esta pieza 'en acción', estoy muy contenta con el resultado. He utilizado gres: un material nuevo para mí, de aspecto rústico, muy resistente y también un esmalte mate. Se podría decir que son piezas únicas pues cada una está realizada a mano, en el torno, por lo que no hay dos iguales. En su acabado no sólo ha influido mi mano, sino también el lugar del horno en el que han sido cocidas, adquiriendo así distintas tonalidades. Me alegro mucho de que Caterina me tentase hace meses con la idea de crear algo juntas; a pesar de la distancia que nos separa, he sentido que las dos hemos estado muy volcadas en todo el proceso desde el principio y creo que eso se nota en el producto final. La ensaladera irá muy bien acompañada de una cuchara de madera de boj, tallada artesanalmente en Cataluña. *Podéis ver imágenes de todo el proceso en este enlace (aquí)*

Cuando pensaba en la presentación de esta pieza, siempre me la imaginaba en un escenario especial y, por supuesto, ¡con una ensalada sabrosa dentro! Tras darle muchas vueltas, se me ocurrió proponerle a uno de los restaurantes con más encanto de Coruña la idea de trasladar la sesión de fotos a su local. No tenía nada que perder así que les escribí... Desde el primer momento Ana y Pablo, los dueños del Valentín, me abrieron las puertas de su espacio sin dudarlo, poniendo todo de su parte y, la verdad, no sé cómo agradecérselo.


Hoy me he emocionado al ver cómo se involucraban en cada detalle desde los camareros, Rebe y Fran, hasta el equipo de cocina al completo quienes han preparado, con todo el mimo del mundo, unos platos exquisitos. La mesa lucía espectacular, si no juzgad vosotros mismos:


Por último, pero no por ello menos importante, también tengo que darle las gracias a mi amiga Sandra por haberse dejado liar para esta sesión de fotos y por confiar tanto en mí desde el principio. Yo no soy fotógrafa profesional, pero con personas como ella ¡¡todo se vuelve muuucho más fácil!! 






Con todo esto, la conclusión a la que he llegado es que mi pequeño proyecto se transforma en algo grande en días como el de hoy. Cuando el resultado es la suma de todas estas personas, cuando se vuelve humano, todo tiene sentido... Es comparable a la sensación de sentarse a la mesa, en buena compañía, mientras disfrutas de una comida que se alarga toda la tarde, charlando.

Si estas imágenes os han abierto el apetito y os apetece formar parte de alguna manera de este pequeño-gran proyecto, permaneced atent@s porque el martes día 2 de junio, una serie muy limitada de ensaladeras estará a la venta en la tienda online de Caterina Pérez (aquí). ¡GRACIAS!

4 comentarios:

  1. Una pieza cerámica exquisita y delicada. Acompañada con una pieza de madera tallada a mano. Es una joya para la cocina y el día a día! Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vicky! Te has fijado en el mantelito que he usado para la sesión, no? Me encanta cómo todo 'casa' a la perfección :)

      Eliminar
  2. Eres una artista artesana!!! Has conseguido unificar perfectamente la belleza de la cerámica con la comodidad de un elemento indispensable en cualquier mesa y más aún para estas noches de verano en las que una ensalada no puede faltar!!!
    Las fotos y la presentación... perfectas!!!!
    Felicidades! ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, muchísimas gracias!! A Caterina y a mí nos encanta embarcarnos en este tipo de cosas así que, como es de esperar, luego estamos muy contentas con el resultado. Así que nos emociona aún más que a los demás también os provoque esas sensaciones :)

      Un abrazo!

      Eliminar